¿Por qué no se habla del síndrome del hybris?

La sesión del club de lectura de 50a50 sobre el libro “El síndrome de la impostora”, de Elisabeth Cadoche y Anne de Montarlot (Península), se ha convertido en una clase magistral de feminismo y empoderamiento.

De acuerdo con la sinopsis del libro: “¿Por qué en la escuela las chicas creen que no han estudiado lo suficiente y, en cambio, los chicos piensan que “el examen era muy difícil”? ¿Por qué actualmente, aunque las estadísticas sigan mostrando que ellas sacan mejores notas, nos sigue faltando confianza? ¿Por qué la mayoría de mujeres sienten que son un fraude en el trabajo y que sus logros son sólo fruto de la buena suerte? Esto es lo que se conoce como síndrome de la impostora: una falta de autoestima que te lleva a dudar constantemente de tu potencial.”

Una de las editoras de Ediciones Península, Rosario Gómez, quien ha participado en el encuentro, ha destacado que el libro es «un magnífico ejercicio de sororidad».

La vicepresidenta de 50a50 Mar Gaya ha añadido que también es muy interesante por el equilibrio que alcanza entre la parte divulgativa y la parte académica. Sin embargo, ha reconocido que cuestiona la existencia del síndrome de la impostora.

“Las mujeres hemos sido socializadas con la emoción del miedo y esto no es casual, porque es la mejor forma de controlar. ¿Por qué llamarle síndrome a nuestra forma de demostrar nuestra vulnerabilidad? ¿Por qué no hablamos del síndrome del hybris en los hombres, que se caracteriza por generar un ego desmedido? Parece que tenemos un síndrome porque no nos comportamos como los hombres. ¿Hasta qué punto nos sobre responsabiliza y nos culpabiliza hablar de este síndrome?”, ha argumentado Mar Gaya.

Vale la pena escuchar toda la disertación de esta experta en igualdad en la grabación de la sesión online.

Mira el extracto de la sesión