El estilo de vida saludable, sector de presente y futuro

El sector de la salud y la alimentación ha cerrado el ciclo de jornadas virtuales ‘Liderazgo femenino en sectores económicos estratégicos durante la pandemia’, organizado por Barcelona Activa y la Asociación 50a50.

Bajo el título “Las mujeres en el sector de la salud y la alimentación en Barcelona en la era del COVID-19″, la sesión se ha focalizado en dar voz a las mujeres que lideran este sector, que ha tenido un peso importante durante la pandemia.

Primeramente, Álvaro Porro, comisionado de Economía Social, Verde, Desarrollo Local y Política Alimentaria del Ayuntamiento de Barcelona, ​​ha presentado el proyecto de Barcelona como Capital Mundial de la Alimentación Sostenible de 2021. En este marco, se desarrollarán más de noventa proyectos y políticas de fomento de la alimentación sostenible: “Queremos que la Capital Mundial de la alimentación sostenible sea una oportunidad para muchos sectores económicos y sociales, con el objetivo de transformar nuestro modelo alimentario”.

La socia de 50a50, Carol Daunert, ha moderado la mesa redonda, que ha recogido la experiencia de tres emprendedoras: Irina Costafreda, fundadora de Obbio; Montserrat Mas, directora general de Ubae Fitness; y Chiara Bombardi, fundadora del Bistrot Rasoterra y de Inimitable y presidenta de Slow Food Barcelona.

“Emprendí por vocación con el mundo empresarial y alimentario, y convencida de la creación de proyectos que enriquecen -ha explicado Irina Costafreda-. Barcelona es una ubicación perfecta para mi negocio para la sensibilización con la alimentación saludable que tiene la ciudad”.

Las ponentes han expuesto los retos y las oportunidades surgidas por la pandemia. “Hemos creado una plataforma muy completa para hacer actividad física online, donde tenemos un gran público de habla hispana y ofrecemos servicios virtuales como la asistencia médica”, comentó Montserrat Mas. Bombardi ha añadido: “La situación actual de los restaurantes es compleja. Con la pandemia, la alimentación ha sido objeto y sujeto de cambios muy grandes. Cuando ocurre algo así, se debe dar un paso adelante hacia la sostenibilidad”.

También se ha puesto en valor el papel de la mujer como persona impulsora de la salud dentro del hogar. “La mujer es la principal consumidora y la que se encarga del aprovisionamiento de la comida”, según Costafreda. “En cambio, el mundo del deporte es un mundo masculino”, ha contrapuesto Mas.

Las tres empresarias han remarcado que se ha despertado una conciencia hacia cuidar más la salud y la alimentación, y los cambios que se han incorporado han venido para quedarse.

El ciclo ha dado voz y visibilidad a las mujeres que están liderando algunos de los sectores económicos más importantes de la ciudad durante la crisis provocada por COVID-19. En esta serie de sesiones se ha puesto de manifiesto el hecho de que la pandemia ha golpeado fuertemente la economía de la ciudad, y entre los colectivos que se han visto más afectados, encontramos el de las mujeres, que ya presentaba relevantes desigualdades sociales y de género.