Vox e islamismo en el club de lectura, con Najat El Hachmi

 

La sesión del club de lectura de 50a50 con Najat El Hachmi ha sido un descubrimiento sobre la realidad que viven en nuestro país las mujeres de cultura musulmana y religión islámica. Celebrada en la Librería Documenta y centrada en su última obra, “Siempre han hablado por nosotras“, el encuentro ha sido dirigido por la presidenta de la asociación, Anna Mercadé.

Pocas voces tienen tanta autoridad para hablar de feminismo e identidad como Najat El Hachmi. Más allá de su condición de inmigrante y de hija de familia musulmana marroquí, su mundo narrativo es un mundo de mujeres. Con este conocimiento de primera mano, se ha formado una opinión sobre lo que supone ser feminista hoy en día. Por eso ha escrito este ensayo, para exponer su punto de vista y denunciar las múltiples trampas y formas de discriminación que sufren las mujeres.

Su mirada, además, se enriquece con las particularidades con que se encuentran las mujeres inmigrantes en Europa, que experimentan la siguiente paradoja: viven en una sociedad moderna y democrática, donde la igualdad de derechos es una realidad legal y donde existe una conciencia feminista creciente, y, en cambio, a las “hijas” de procedencia migratoria musulmana todavía les cuesta sacar la voz a la esfera pública para denunciar el machismo concreto en el que crecen.

“Qué bien que puedo reunirme hoy aquí con este grupo de personas normales, en el día después de las elecciones del 10N. Tras la subida de Vox, esto es como una terapia”, ha comentado la autora marroquí, que cuestiona el islamismo y que por eso paradójicamente ha sido acusada de fomentar la extrema derecha por parte de personas que se llaman víctimas de la xenofobia. “Pero es el movimiento islamista quien es equivalente a Vox”, ha añadido.

El Hachmi ha relatado cómo poco a poco se fue dando cuenta de la cultura machista en la que crecía, que incluso le impuso el pañuelo en la cabeza. En palabras de la escritora, “el pañuelo es patriarcal. No es un simple complemento de moda, es un símbolo de la represión islamista”.

“El feminismo para mí es una forma de pensamiento que te dignifica porque te devuelve al lugar donde tienes que estar como ser humano digno. Lo vinculo con justicia, libertad y paz. La falta de feminismo es violencia. El punto débil es que a veces te sientes sola, y eso te hace dudar. Pero yo lo tengo aún más claro desde que tengo una hija”, ha explicado Najat El Hachmi.

La próxima sesión del club de lectura de 50a50 se celebrará el lunes 9 de diciembre en la Librería Documenta y se centrará en el libro “Todos deberíamos ser feministas”, de Chimamanda Ngozi Adichie.