Lleno absoluto en la clausura del ciclo “Liderando sectores económicos con talento femenino”

 

El miércoles 12 de diciembre se celebró en Barcelona Activa la clausura del ciclo “Liderando sectores económicos con talento femenino”, que incluyó la presentación del estudio “Dones en alts càrrecs. Una investigació teòrica i empírica” de Maria Àngels Viladot.

El acto tuvo una gran acogida, y numerosas mujeres emprendedoras, profesionales, directivas y predirectivas siguieron con gran interés tanto la presentación del informe promovido por Barcelona Activa como la mesa redonda que tuvo lugar a continuación, con la misma autora; Anna Mercadé y Mar Gaya, presidenta y vicepresidenta de 50a50, respectivamente, y Vanesa Carceller, directora general de JLL, como ejemplo de empresaria líder referente.

La directora general de Barcelona Activa, Sara Berbel, presentó el libro, alabó este ciclo que han organizado conjuntamente Barcelona Activa y la asociación 50a50 para visibilizar el talento femenino y avanzar hacia la paridad entre mujeres y hombres, e insistió en los problemas que tienen las mujeres para llegar a los puestos de toma de decisión, por ejemplo el techo de cristal. De ahí que la institución haya promovido este estudio, en el marco del programa Lidera, dirigido a mujeres emprendedoras y profesionales.

“Todas tenemos que empujar para lograr el cambio, porque la desigualdad entre mujeres y hombres no se arreglará sola con el tiempo, y de ahí que nos asociemos a 50a50 y Lidera, ya que la solidaridad no es una virtud, es una necesidad de supervivencia“, añadió Berbel.

Maria Àngels Viladot presentó su libro, fruto de las entrevistas a 649 mujeres profesionales de diversas empresas del ámbito español. También reflexionó sobre algunos rasgos característicos de las mujeres en altos cargos, como el hecho de que tienden a asimilarse en torno al grupo mayoritario (los hombres), el hecho de que son objeto de prejuicios y discriminación, y el hecho de que se sienten culpables cuando no tienen suficiente tiempo para la familia. Como conclusiones, dijo que las mujeres deben superar muchas barreras para llegar a las posiciones de decisión, que siguen estando subrepresentadas en los ámbitos de decisión y que todavía hay muchos prejuicios relacionados con el liderazgo femenino.

En la mesa redonda posterior, se puso de manifiesto la importancia de la educación, tanto a niñas y niños como a mujeres, para evitar que las mujeres se autodiscriminen y para ayudarlas a empoderarse.

Anna Mercadé recordó que el liderazgo individual está caducado y que ahora para tener empresas más sólidas y sostenibles se necesita el coliderazgo (basado en el liderazgo femenino del consenso, el largo plazo, la escucha), que es un liderazgo transformacional.

“La mujer cuando llega arriba se pregunta no sólo qué puedo hacer para mejorar la rentabilidad de la empresa, también qué puedo hacer para mejorar las condiciones laborales y sociales”, apuntó Viladot.

En este sentido, Vanesa Carceller opinó que el liderazgo transformacional ahora las empresas lo valoran y lo empiezan a buscar en los procesos de selección de personal. Asimismo, dijo que es importante que en los órganos de gobierno de las empresas haya mujeres, porque las políticas de igualdad de género se aplican de arriba hacia abajo. Como ejemplo, propuso la dirección por resultados y no por presencialismo en el trabajo, así como el horario flexible con la ayuda de un buen uso de las nuevas tecnologías.

El acto terminó con una sesión de networking que resultó realmente provechosa, y donde las participantes en el acto pudieron compartir impresiones sobre el talento femenino y el liderazgo compartido con las componentes de la junta de 50a50.

 

 

2018-12-17T23:41:48+00:00
A %d blogueros les gusta esto: