Las contradicciones de Laura Freixas

El club de lectura de 50a50 ha analizado el último libro de Laura Freixas, “A mí no me iba a pasar“, desde la perspectiva de género. La obra es una reflexión autobiográfica de su vida, donde “muestra las contradicciones que tenemos todas al afrontar en la práctica nuestras teorías feministas y ser coherentes con lo que pensamos”, en palabras de la presidenta de la asociación, Anna Mercadé.

“Ella se desnuda completamente -ha añadido-, y hace un viaje a su interior con prospectiva y visión de género. Siempre se replantea si está comprada por el dinero y por un estatus, y acomodada en un piso de 300 metros cuadrados en el centro de Madrid. En un momento dado se pregunta ‘¿Estoy casada con una cuenta corriente?”.

Estas reflexiones han sido motivo de un diálogo profundo con todas las asistentes, porque “en nuestro ADN tenemos inculcada la cultura patriarcal con que nos han educado, y no nos damos cuenta. Somos feministas teóricas, pero luego no somos coherentes en nuestra vida, y por eso el feminismo no puede avanzar”, ha dicho Mercadé.

Desde que comenzó a publicar sus escritos en 1988, Laura Freixas se ha convertido en una de las voces más relevantes del feminismo español, y hace gala de ello por ejemplo en redes sociales. Con todo, en esta autobiografía la autora se sincera sobre una de las etapas centrales de su vida, el matrimonio y la maternidad, que no siempre son fáciles.

La próxima sesión del club de lectura de 50a50, siempre en la Librería Documenta, tendrá lugar el lunes 27 de abril y se centrará en el libro “Coeducación, apuesta por la libertad” de Marina Subirats, con la participación de la misma autora.